Categories
Actualidad

PagoEfectivo: Cómo la pandemia transformó y aceleró nuestra forma de trabajar

Anticiparse a los problemas que traería la aparición del COVID- 19, brindar las herramientas necesarias y darle soporte al equipo humano hizo que PagoEfectivo se adaptara rápidamente y con éxito al trabajo virtual. 

El 16 de marzo se cumplió un año desde el inicio del estado de emergencia sanitaria en el país. Un año en el que la nueva normalidad nos marcó un paso diferente, al que nos tuvimos que adaptar para poder continuar, seguir operando y cumplir con nuestras metas. En PagoEfectivo, pasar del trabajo presencial al remoto fue una solución que pudimos aplicar exitosamente para lograr un óptimo nivel de productividad, e incluso aumentamos en un 30% el número de nuestros colaboradores.

Al comienzo, el panorama era muy desafiante para la gran mayoría de los negocios; sin embargo, estar al tanto de lo que pasaba en otras partes del mundo y analizar las respuestas que tenían las empresas ante esta situación fue clave para planificar los pasos a seguir. Por eso, cuando la cuarentena fue oficial, estábamos preparados para el trabajo remoto.

“Los temas administrativos y logísticos ya estaban aprobados. Así que, el viernes previo a la inmovilización, la orden fue: piensen que van a trabajar desde sus casas, muevan todo el equipo que tengan que llevar. Para el lunes 16, el 75% de un equipo de 70 personas ya estaba operativo”, cuenta Juan Fernando Villena, CEO de PagoEfectivo.

Oscar Barriga, Sub Gerente de Marketing Perú y Ecuador de PagoEfectivo, recuerda que “la respuesta rápida del área de tecnología para brindar accesos a las plataformas digitales fue de gran importancia para agilizar el proceso”. Otro punto a favor, que nos permitió mantener constante el hilo de trabajo y adaptarnos rápidamente al home office, fue haber utilizado herramientas colaborativas en línea como Trello y Dropbox desde antes de la pandemia.

Cambios estratégicos

Tomar acciones rápidas fue un factor decisivo para hacerle frente a la incertidumbre que estábamos atravesando. Implementamos un sistema de monitoreo por hora del negocio para saber qué productos digitales estaban consumiendo las personas y los métodos de pago que se estaban usando para decidir qué acciones tomar.

Además, se redefinió hacia dónde se debían enfocar los esfuerzos del equipo de acuerdo con la coyuntura para recuperar el negocio, que en las primeras semanas tuvo una caída.  “Fue como afinar el olfato y analizar a qué clientes buscar y qué negocios se podían acelerar en este contexto.  Por ejemplo, sabíamos que una cadena de colegios iba a necesitar canales digitales de pago”, recuerda el CEO de PagoEfectivo.

Estos meses nos han enseñado a ser conscientes de tender más puentes de comunicación, tanto interna como externamente, para seguir creciendo. Es indispensable que las labores del día a día comprendan reportes y nuevas iniciativas de productos; así también, propuestas para las empresas externas, como clientes, proveedores, socios comerciales. En suma, estar siempre atentos a cómo innovar, acelerar y ayudar dentro de este ecosistema.

Comunicación a la distancia

Vencer el desafío de la distancia física a través de la comunicación y la coordinación fluida, fue un aspecto que se apuntaló para que la dinámica continúe funcionando correctamente.  Se establecieron dos reuniones semanales entre los líderes del equipo para dar cuenta de los avances y estrategias; además, los colaboradores mantuvieron comunicación constante mediante Teams y Whatsapp. Los esfuerzos repercutieron positivamente en el grupo humano de PagoEfectivo.

“Fue un reto personal como líder en un rol de operaciones, en el cual recae la continuidad del negocio y producto en todas las líneas de manera transversal. Por ello, en mi caso, generé un entorno de comunicación activo con el equipo, mayor empoderamiento y establecí un esquema de microgestión de proyectos”, indica Pamela Peña, Gerente de Operaciones y Desarrollo de PagoEfectivo.

Además, si algo ha puesto en evidencia esta pandemia, es que la eficiencia y productividad no están atadas a la presencia física ni a la cantidad de horas que se pase en la oficina. “Tenemos la ventaja de tener más reuniones virtuales y ser más productivos, lo que no pasaba con las presenciales. Ahora, terminamos una reunión con un clic y empezamos con otra también con un clic; asimismo, puedo juntarme con el equipo sin esperar que estemos todos en la oficina. Es una nueva era”, dice Rubén Uema, Gerente Comercial de PagoEfectivo.

Afianzando lazos

La tecnología no solo fue una herramienta para sacar adelante el negocio, también nos ayudó a mantener unido el grupo humano, lo que impactó positivamente en el desarrollo de nuestras funciones. “Si bien al principio empezamos con dos reuniones semanales con los líderes, también nos preocupamos por escuchar a la gente. Me interesé por saber cómo estaban, qué necesitaban, cómo se sentían; del mismo modo, celebramos los cumpleaños y los récords. Ahora, tenemos mucha más comunicación que antes. Incluso ahora tenemos un equipo más grande, y hay personas a las que he conocido solo por vía virtual”, dice Villena.

Estas acciones fueron de gran relevancia para mantener al equipo unido, con la tranquilidad de que todos estábamos enfocados en los mismos objetivos y que a la vez éramos empáticos con la situación que nos tocaba vivir a todos. Sandro Del Rosario, Gerente de Nuevos Negocios de PagoEfectivo, comenta que “al principio fue duro, principalmente por el factor psicológico; sin embargo, PagoEfectivo siempre fue un gran apoyo para que esta transición fuera llevadera. Tuvimos charlas sobre los impactos físicos y psicológicos del aislamiento, flexibilidad en los horarios, capacitaciones, nos comunicaron cada cierto tiempo cuál era la situación y nos dieron los elementos necesarios para realizar el trabajo”. 

Esta nueva realidad nos ha quitado muchas cosas, pero también nos ha hecho valorar otras. Hemos perdido el contacto físico y la comunicación cara a cara con nuestros colegas y amigos. No obstante, Villena reflexiona que “al no perder tiempo desplanzándonos de un lado a otro, estar en casa y compartir más tiempo con la familia, hemos ganado calidad de vida. Es cierto, muchas cosas han cambiado, pero podemos rescatar los aprendizajes y las cosas que no teníamos y que ahora podemos disfrutar. Es muy importante tener presente lo que se ha ganado para poder sobrellevar la situación”.

Tomarnos unos minutos como equipo para reflexionar sobre el año que ha pasado nos ha dado el impulso para seguir y queríamos compartirlo con toda nuestra comunidad, como una forma de mantener nuestro compromiso. PagoEfectivo sigue ofreciendo sus servicios como una solución de pago innovadora e inclusiva y es gracias al esfuerzo de su gran equipo humano. 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *