Categories
Actualidad

Juan Fernando Villena: En el e-commerce no todo es plástico

Si bien el Coronavirus ha acelerado el e-commerce, el Perú sigue siendo uno de los países con la tasa de bancarización más baja del mundo, por lo que las empresas dentro del comercio online deben promover métodos de pago a la medida del consumidor.

El 2020 será recordado como el año en el que se aceleró el e-commerce en el Perú. La pandemia del COVID-19, que provocó cambios de hábito entre los consumidores, ha impulsado aún más las ventas en el canal online, que ya venía registrando un dinamismo interesante en los últimos años. El último Cyber Wow registró un crecimiento de 132% en ventas respecto del 2019. Y, según cifras de la Sunat, en los 108 días de cuarentena, se registraron ventas por más de S/700 millones. Es decir, en poco más de 3 meses, se logró la quinta parte de lo que se vendió en 2019. Por eso diversas mediciones, sin animarse a dar una cifra exacta, predicen un crecimiento de tres dígitos para el cierre del año. Algo inédito.

En este contexto, mientras que las grandes marcas ya estaban presentes en el canal online, consolidando su posición a medida que la cuarentena se iba flexibilizando, las empresas que no participaban en las ventas digitales han tenido que acelerar su ingreso o mejorar sus plataformas electrónicas, implementando tiendas virtuales o usando las redes sociales para ofrecer sus servicios/productos. Solo en estos últimos meses la Sunat advirtió que se registraron más de 1.600 nuevos comercios. Es decir, debido al coronavirus, empresas y consumidores aceleraron sus planes en el mundo del comercio online por lo menos un par de años. Ahora, cabe preguntarse, ¿las alternativas de pago se ajustan a la realidad del país?

Según los últimos análisis oficiales del Perú sobre inclusión financiera, la bancarización alcanza a alrededor del 45% del total de la población, porcentaje que se reduce entre los peruanos de 45 a más años (38,8%). Las largas colas que se crearon durante la distribución de los bonos de ayuda social revelaron que estos porcentajes no han cambiado mucho. Y, si se trata de ver el acceso a una tarjeta de crédito, principal medio de pago en el canal virtual, solo un 12% de peruanos posee este medio de pago. Esta data nos sirve para deducir dos cosas: 1) no todos los peruanos pueden comprar por internet y 2) si hay peruanos que quieren comprar de manera online no pueden.

Pero, ¿es suficiente estar bancarizado y tener una tarjeta de crédito para comprar por internet? No. Según un reciente estudio de Arellano Marketing, un 47% de peruanos, entre ellos miles de bancarizados, no realizan compras online por desconfianza a robo electrónico, suplantación de identidad, falta de garantías, entre otras razones.

OPCIONES + FACILIDADES

Existen dos aspectos fundamentales para el éxito del comercio electrónico: la importancia de contar con una interfaz amigable y facilidades para pagar con el medio que más le acomode al consumidor. Estos dos puntos son vitales para que la compra se efectúe y no se abandone en el proceso. Precisamente, la falta de opciones de pago admitidas en el canal digital muchas veces imposibilita el cobro, generando que hasta un 45% de las veces se abandone la compra, provocando una reducción en las ganancias de las empresas. El comercio online llegó para quedarse. Ahora, ¿cómo lo aprovechamos? La respuesta es simple: añadiendo aquellas opciones de pago que se ajusten a la realidad de los consumidores.

En PagoEfectivo lo tenemos claro. A través del código CIP, el consumidor online no necesita estar bancarizado o tener una tarjeta de crédito para pagar un producto o servicio. Lo puede hacer en la banca móvil o por internet, a través de una trasferencia. Y, si no posee una cuenta en un banco, puede hacerlo con un depósito en un agente o bodega. PagoEfectivo opera con los siete bancos más importantes del país, incluyendo el Banco de la Nación, además de cajas de ahorro. Y, gracias a la red de agentes en bodegas, Western Union, Tambo, entre otros, estamos presentes en más de 70.000 puntos de pago.

¿Las personas están optando por esta opción de pago? Veamos las cifras: a noviembre del 2019 tuvimos un crecimiento de más de 75%, llegando a los 5 millones de transacciones. En Ecuador, donde estamos presentes desde hace un año, estamos creciendo al orden del 10% mensual. Y, para este año, gracias a las alianzas con Niubiz (antes VisaNet), Izipay, SieWeb (para el pago de pensiones de colegios), entre otros, proyectamos llegar a casi los 10 millones de transacciones, el doble de 2019. Esta no es una tendencia local o regional. Por ejemplo, a decir de PPro, el 20% de los consumidores en Europa no concretan una compra cuando sus métodos de pago preferidos no están disponibles.

Ppro, firma global especializada en soluciones de pago, proyecta que los métodos como las trasferencias bancarias tendrán un mayor protagonismo en las ventas globales del e-commerce, moviendo entre el 65% a 72% de los ingresos al 2023. En vista del potencial de crecimiento del comercio electrónico, impulsado por el dinamismo durante este año, tanto en ventas como en número de jugadores, es importante que las empresas comprendan la realidad y las necesidades de sus clientes. La clave: emplear todas las herramientas disponibles para atenderlos de la mejor forma y, así, asegurar el éxito.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *